martes, 26 de abril de 2011

SIGNO ARIES



ARIES
Es un signo de fuego y cardinal; por tanto, doble fuego. Por ello representa la acción pura, el presente, la construcción tras la destrucción, la energía
Es un signo de Fuego, Cardinal y Emisor. Su cuerpo principal es Marte, y el secundario es Plutón. Por su posición, muestra ausencia de Venus, y caída de Luna y Saturno.

Por lo tanto es activo y de mando, enérgico y combativo. Necesita la lucha, la acción, el gasto de energía, y valerse por sí mismo. Todo en él es breve y rápido, desde el impulso sexual hasta el rencor o la indignación, porque vive en el presente de acción. Por tanto, no tiene paciencia para nada:
necesita o quiere lo que quiere, y lo quiere ya.

Su poderosa energía le impide estar parado. La ausencia de Venus le crea problemas a la hora de expresar la afectividad, por lo que suele ser brusco y carente de tacto. Eso le produce muchas dudas sobre su atractivo amoroso (especialmente en el caso de las mujeres del signo, cuyo comportamiento indómito, individualista y activo no encaja bien con la imagen de tierna y dulce compañera), y lo hace ser muy propenso a los celos.

Su empuje no conoce límites, y es un excelente movilizador para todo tipo de proyectos y personas. Al tener un espíritu activo y poderoso, suele actuar primero y pensar después, algo que le provoca choques directos con todo y con todos, aunque éstos nunca son capaces de detenerlo, ya que su fuerza de combate es ilimitada.

La co-regencia de Plutón le otorga una extraordinaria capacidad para renacer de sus propias cenizas. Así, cuando se produce un choque excesivamente violento con la vida, es capaz de volver al combate con extraordinaria celeridad, e incluso con fuerzas renovadas, aunque también puede ser destructivo de forma inconsciente.

Además, su sistema de actuación directo y sin dobleces le hace ser profundamente honrado. No entiende la mentira, ni es capaz de actuar de manera falsa. Es fiel a sus ideas y a la gente que quiere, y siempre entrará en combate para defenderlos. Es un signo muy curioso, especialmente por el hecho de que no se frena ante nada, y su curiosidad es activa. Así, mientras a muchos signos puede llamarle la atención un baúl cerrado, Aries será quien vaya a abrirlo.

Las caídas de la Luna y Saturno le hacen manejarse con dificultad en los terrenos emocionales y del orden y la disciplina. Sus emociones francas, inmediatas y directas pueden resultar demasiado agresivas o dolorosas, y es muy frecuente que su vida sea bastante desordenada en cuanto a seguir una estructura, lo cual solventa por su energía sin límites: la derrocha porque le sobra y porque no se organiza.

Por el hecho de ser el primer signo del zodiaco, es un signo fundamentalmente absorto en sí mismo. Representa al recién nacido, que lo primero que ve es a él, y por eso suele estar muy pendiente de su cuerpo, sus ideas o sus capacidades. Su zona de referencia es la cabeza, y es ahí donde suele darse los golpes, no sólo en sentido figurado.


En las relaciones, Aries se entiende a la perfección con los signos de Fuego. Con otro Aries tendrá sus discusiones frecuentes, pero sintonizan la misma onda y es probable que se peleen por las mismas cosas, ya que sus gustos serán parecidos. Con Leo podrá tener conversaciones muy divertidas y confidentes, aunque pueden existir problemas en relación con el mando o el poder. Con Sagitario funcionará a la perfección. Se entienden muy bien, y funcionan a la misma velocidad. Siempre tendrán un tema de conversación.
Géminis es otro signo que funciona muy bien con Aries, ya que ambos tienen gran movilidad y se estimulan mutuamente. Con Acuario pueden aparecer problemas parecidos a los de Leo, y el Aries puede encontrarlo excesivamente fijo, aunque divertido. Con los signos de Piscis y Virgo la situación es variable, y van a influir mucho las cartas individuales, pudiendo funcionar en muchos casos sin graves conflictos. Con Escorpio y Tauro puede existir un cierto aire de enfrentamiento inconsciente, aunque en ciertos casos puede permanecer inactivo.


Normalmente, las mayores dificultades para Aries vienen del signo de Capricornio, aunque todo ésto es muy general y únicamente referido al signo, pudiéndose dar claras excepciones. La lentitud de Capricornio, unida a su similar tendencia al mando, y su aparente falta de emocionalidad, obcecan a Aries que es rápido y va siempre con el corazón por delante. Algo parecido sucede con Cáncer, aunque en este caso es la aparente doblez de este signo y su falta de sinceridad lo que generan el conflicto. Para Aries, Cáncer habla mucho, hace poco y siempre se está quejando. Por último, con Libra puede suceder que genere en el interior de Aries un sentimiento extraño y de rivalidad, ya que Libra posee algo de lo que Aries carece. Esto puede provocar que nada más observe las características negativas de Libra, indecisión, falta de carácter, exceso de palabrería y frialdad emocional, ya que posee el encanto natural que Aries cree que a él le falta.


Virtudes principales: Honestidad, capacidad de esfuerzo y entrega, energía incansable.

Defectos principales: Ira, impaciencia, autoritarismo.

Aspecto físico: La característica fundamental de Aries suelen ser los hombros anchos y/o la cadera estrecha. Suelen ser fuertes físicamente, y, en algunos casos, de cuerpo atlético. Es habitual que practiquen algún deporte, en el que se muestran extraordinariamente combativos.



HACIENDO UN RESUMEN DEL SIGNO DE ARIES:

Un Aries es una persona llena de energía y entusiasmo. Pionero y aventurero, le encantan los retos, la libertad y las nuevas ideas.
A los Aries les gusta liderar y prefieren dar instrucciones a recibirlas. Son independientes y preocupados por su propia ambición y objetivos. Tienen una energía envidiable que a veces les lleva a ser agresivos, inquietos, argumentativos, tercos. Es fácil ofender a los Aries y, cuando se sienten ofendidos, es difícil hacer las paces con ellos.
Aries es el primer signo del zodiaco, y en este sentido su papel es empezar algo y liderar. Si un Aries empieza a creer en una buena causa, luchará sin descanso para promocionarla.







No hay comentarios:

Publicar un comentario