martes, 26 de abril de 2011

SIGNO TAURO


TAURO

 Es un signo de tierra y fijo; por tanto, doble tierra. Así, representa la conservación, lo material y su uso y disfrute, lo sólido e inmutable

Es un signo de Tierra, Fijo y Receptor, regido por Venus. Por su posición, muestra ausencia de Plutón, y caídas del Sol y Urano.

Por lo tanto es paciente y conservador, resistente a cualquier tipo de cambio, y tenaz hasta el límite. La doble influencia Tierra-Fijo hace de él el más cabezota del Zodiaco, tozudo y terco como una mula: ante las órdenes directas responde con la inmovilidad. Un Tauro que dice "no salgo" puedes estar seguro que aunque la casa esté ardiendo él se queda dentro. Lo mejor es llamar rápidamente a los bomberos.

Su enorme paciencia le hace acabar saliéndose con la suya. Su ritmo es lento, pero seguro. A pesar de su tozudez, es un signo muy abierto a los consejos: como receptor escucha con enorme facilidad y recibe toda la información que se le ofrece, aunque no esperes respuestas inmediatas. Con Tauro no hay nada inmediato excepto el disfrute. Se tomará su tiempo para estudiar y procesar toda la información que le has aportado, y a buen seguro que te sorprenderá con la sensatez de sus conclusiones.

Tauro es ante todo sensato, y sabe que la prisa nunca es buena consejera. Como buen signo de Tierra, siempre encontrará una solución práctica y de sentido común. Normalmente suele ser bastante callado, y en las conversaciones en grupo suele estar a la expectativa, y sólo responde con rapidez a cualquier frase que considere un atentado a su imagen. La imagen es muy importante para Tauro, así como su valor personal en el seno del grupo.

La caída de Sol le hace mostrar dudas sobre su propia capacidad y valor, por lo que cree que los demás lo valoran más por sus posesiones que por su forma de ser. Así, suele rodearse de cosas buenas o de valor, que puedan dar la medida de su categoría personal.

La caída de Urano incide en la falta de rapidez y el temor a los cambios, sobre todo si son bruscos e inesperados. Tampoco suele tener especial gusto por la independencia, ya que para este signo la dependencia es una forma de pertenencia.

La ausencia de Plutón hace que no le resulte fácil ver debajo de la superficie, entender dobleces y darse cuenta de los dobles sentidos.

La regencia de Venus le otorga no sólo atractivo personal, presente siempre de una u otra forma, sino gusto por el disfrute de las cosas buenas de la vida que, al ser un signo de Tierra, suelen ser cosas materiales, lo que incluye todo tipo de placeres, especialmente la comida.

De talante normalmente pacífico, es preferible desaparecer de su vista cuando se enfada de verdad, algo que no sucede con mucha frecuencia pero que, cuando ocurre, es similar a una explosión de dinamita. Sin embargo no suele guardar rencor.

Al ser el segundo signo del Zodiaco, también son primarias sus emociones (similar a los Aries), por lo que no suele mostrar dobleces ni segundos sentidos ocultos. Lo que hay es lo que ves y punto.

Representa al niño pequeño, de varios meses que, tras descubrirse a sí mismo, descubre el entorno que le rodea, y se da cuenta de que está lleno de cosas agradables de las que disfrutar.

Relaciones: Tauro se entiende a la perfección con los signos de Tierra, con los que discutirá a gusto, pero sin los que no podrá pasar. Con otro Tauro tendrá sus puntos de vista opuestos, pero pronto aprenderán a respetarse mutuamente. Sintonizan la misma onda y es probable que disfruten de las mismas cosas. Con Capricornio hará falta un buen periodo de aprendizaje, durante el cual el Capricornio debe aprender dos cosas: a no tratar de imponer, sino a razonar, y a no atacar nunca al Tauro directamente. Por lo demás, es probable que no se acaben los temas de conversación, ya que ambos disfrutan de las mismas cosas.

Con Virgo funcionará a la perfección. Ambos son sensatos, y pronto aprenden a utilizar los recursos del otro en aras del bien común. Cáncer es otro signo que va bien con Tauro, ya que tienen en común la preocupación por la nutrición, y tendencia a cuidar de los gustos del otro. Con Piscis puede haber cierta condescendencia de Tauro, pero siempre existirá apoyo entre ambos, que son posesivos y gozan de la intimidad. Con Escorpio habrá mucho atractivo inicial, pero pronto pueden encontrar que sus campos de movimiento
y de interés no son los mismos, excepto el sexual. Además, Escorpio posee la capacidad de ver debajo de la superficie, y Tauro acostumbra a ver sólo la superficie, que es donde están las cosas que importan.

Con los signos de Sagitario, Libra y Géminis la situación es variable, y van a influir mucho las cartas individuales, pudiendo funcionar en muchos casos sin graves conflictos. Con Aries la cosa se complica un tanto, ya que este signo tiene la facultad de poner nervioso a Tauro y sacarle de su terreno, aunque no son problemas sin solución.

Dificultades: Normalmente las mayores dificultades para Tauro vienen del signo de Acuario, aunque todo ésto es muy general y únicamente referido al signo, pudiéndose dar claras excepciones. El idealismo de Acuario, su actitud ante los placeres y su frialdad hacen que Tauro lo considere un bicho raro. Para colmo, es igual de terco, y tiene una facilidad para encontrar las explicaciones y las frases directas que más atacan a Tauro.

Algo parecido sucede con Leo, demasiado expansivo y demasiado poderoso para el gusto de Tauro. Aunque al principio parecen disfrutar de las mismas cosas buenas de la vida, las dos tendencias exterior (Leo)- interior (Tauro) son demasiado diferentes.

Virtudes principales: Paciencia, sensatez, protección, continuidad, seguridad, aplomo.

Defectos principales: Terquedad, lentitud de reflejos, hedonismo.

Aspecto físico: La característica fundamental de Tauro suele ser la cabeza, casi siempre de aspecto parecido a la del toro, y un cuello robusto. Son personas de atractivo indudable, bien de rostro, bien de aspecto físico general.


HACIENDO UN RESUMEN DE ESTE SIGNO:

Un Tauro suele ser práctico, decidido y tener una gran fuerza de voluntad. Los tauro son personas estables y conservadores, y seguirán de forma leal un líder en el que tienen confianza. Les encanta la paz y tranquilidad y son muy respetuosos con las leyes y las reglas. Respetan los valores materiales y evitan las deudas. Son un poco reacios al cambio.
Son más prácticos que intelectuales, y como les gusta la continuidad y la rutina, suelen ser de ideas fijas. Los Tauro son prudentes, estables y tienen un gran sentido de la justicia. No suelen hundirse ante las dificultades sino que siguen adelante hasta salir.
A veces los Tauro pueden ser demasiado rígidos, argumentativos, egocentrísticos y tercos.
A los tauros les gustan las cosas bellas y suelen ser aficionados al arte y la música. Algunos tauros tienen una fe religiosa poco convencional y muy fuerte. Les encantan los placeres de la vida, el lujo y la buena comida y bebida. De hecho los tauro deben esforzarse para no dejarse llevar por la tentación de satisfacer en exceso estos gusto

No hay comentarios:

Publicar un comentario