martes, 26 de abril de 2011

SIGNO GEMINIS


GÉMINIS
Es un signo de aire y mutable; por tanto, doble aire. Representa la comunicación en estado puro, el movimiento, la información

Es un signo de Aire, Mutable y Emisor, regido por Mercurio, con ausencia de Júpiter y caída de Neptuno.

Por lo tanto es flexible y cambiante, inteligente, con grandes dotes de comunicación y con una enorme capacidad de adaptación y movilidad. La rapidez y curiosidad de Aries en cuanto a la acción se presenta en este signo en relación con la mente, que se mueve a velocidad de vértigo y es capaz de transformar varias veces el mismo plan en menos de lo que tarda en explicarlo, mientras su curiosidad es insaciable, aunque más dirigida hacia el cómo que hacia el qué.

Su capacidad de análisis y de observación es enorme, así como su capacidad de expresión, siendo el perfecto canal aprendizaje-enseñanza del Zodiaco: entiende y transforma lo que escucha, ve o descubre, y lo transmite para que otros lo asimilen.

Pero esa misma curiosidad insaciable le hace perderse en todas partes y en ninguna, por lo que le resulta difícil profundizar lo suficiente, concluir lo que inicia, o mantener lo que cree. Está tan necesitado del cambio que hasta sus propias ideas sobre cualquier tema nunca son las mismas, igual que sus puntos de interés.

Vive del contacto con otros, y en la mayoría de los casos necesita dos de cada cosa, como una forma de oponer una a otra y facilitar el análisis. Suele perderse en disquisiciones mentales, por lo que descuida con facilidad su aspecto físico: es el signo peor vestido del Zodiaco, y el que menos se preocupa de su imagen (salvo que tenga a Leo en el Ascendente), ya que su mundo es etéreo y mental.

Está convencido de que su capacidad intelectual es superior, por lo que tiene tendencia a ser bastante egoísta, ya que la subjetividad con la que se juzga a sí mismo no lo es tal para él. Su capacidad de adaptación le hace actuar de diferentes formas según la persona o personas con las que se encuentre, lo que en muchos casos puede interpretarse como hipocresía.

Pero esta misma adaptabilidad le ofrece enormes posibilidades para los idiomas, así como para la imitación. Es profundamente observador, y, aunque parezca absorto en sus pensamientos, está pendiente de la mayoría de las cosas que suceden a su alrededor. Disfruta en la reuniones, rodeado de gente, o hablando, ya que el Géminis nato habla hasta en sueños, de todo y de todos.

Debe evitar el aburrimiento a toda costa: cuando un Géminis se aburre continuadamente, puede acabar sumiéndose en una profunda crisis sobre su capacidad y valor. Por esta razón, suele cambiar con demasiada frecuencia no sólo de empleo, sino de clase de trabajo, pasando con suma facilidad de cumplir dos años como bombero, por ejemplo, a trabajar seis meses como taxista.

La ausencia de Júpiter provoca que, en muchos casos, el Géminis no se expanda, sino que dé vueltas alrededor del mismo sitio, y más que ampliar, acumule conocimientos, para acabar volviendo una y otra vez al mismo lugar.

La caída de Neptuno le dificulta el contacto con la parte irracional e inconsciente de la personalidad, y le hace racionalizarlo todo, hasta los sentimientos, resultando con facilidad de cierta frialdad en los sentimientos y para mostrarlos. También teme a las aperturas excesivas y a perder la propia individualidad.

Relaciones: Géminis se entiende a la perfección con los signos de Aire, con los que conversará a gusto y continuamente, pero con alguna reserva. Con otro Géminis, por ejemplo, aunque podrá desarrollar charlas sumamente interesantes, puede producirse un cierto choque eléctrico, proveniente de su propia similitud, lo que puede limitarles y contemplarse mutuamente con recelo.

Con Libra la cosa suele funcionar sobre ruedas, especialmente porque ambos disfrutan de una conexión común que les permite crear su propio mundo mental y, aunque los dos hablan demasiado, pueden encontrar respuestas a muchas preguntas que aparentemente no las tienen. Con Acuario también existe una enorme afinidad. Acuario es mucho más objetivo que Géminis en sus disquisiciones mentales y tiene una apertura innata al futuro y a lo que está por venir, lo que abre a Géminis nuevos campos de exploración. A su vez, la capacidad de Géminis de distorsionar la realidad sin salirse de ella, resulta profundamente divertida y liberadora para Acuario, demasiado rígido en su propia necesidad de objetividad absoluta.

Aries es otro signo que funciona muy bien con Géminis, ya que estimula tanto su mente como la concreción de sus ideas, aunque Aries a Géminis le acaba pareciendo demasiado vehemente, y Géminis a Aries demasiado vago (en sus dos significados de poco concreto y poco trabajador físico). Con Leo puede darse una buena relación en una gran cantidad de casos, aunque Leo suele reparar poco en Géminis excepto como comunicador, y Leo suele resultar demasiado distante. Con los signos de Escorpio y Capricornio la situación es variable, y van a influir mucho las cartas individuales, pudiendo funcionar en muchos casos sin graves conflictos, incluso de forma complementaria. Con Tauro la cosa se complica un tanto, ya que este signo tiene la facultad de poner nervioso a Géminis con su lentitud, aunque no son problemas sin solución, y con Cáncer puede darse una atracción rápida por las características de niño eterno-madre eterna de ambos signos (y viceversa), pero pronto aparecen las divergencias emociones-mente.

Dificultades: Normalmente las mayores dificultades para Géminis vienen del signo de Piscis, aunque todo ésto es muy general y únicamente referido al signo, pudiéndose dar claras excepciones. La profunda emocionalidad del signo, unida a su fuerte posesividad, son cadenas excesivamente fuertes para Géminis, que acaba enredándose en una lucha que no existe. Algo parecido sucede con Virgo, demasiado meticuloso y preocupado por detalles sin importancia, que no sólo es incapaz de ver el todo, sino que continuamente le recuerda a Géminis su falta de preocupación por las partes.

Con Sagitario se trata de una relación muy dual en su desarrollo. El Sagitario se expansiona y se mueve en muchas ocasiones sin esfuerzo aparente, algo que Géminis no sólo desea, sino que admira. Su diferencia de objetivos y la fuerte independencia e individualidad de ambos puede hacer que acaben juntos pero no revueltos, es decir, cada uno por su lado.

Virtudes principales: Inteligencia, adaptabilidad, capacidad de comunicación, rapidez.

Defectos principales: Superficialidad, hipocresía, egoísmo, dispersión.


Aspecto físico: La característica fundamental de Géminis suele ser el descuido físico, su curiosa forma de caminar, rápida y "a saltos", y la velocidad a la que se mueven sus ojos. Si hablas con una persona que parece que está mirando a todas partes a la vez, y que además está absolutamente pendiente de la conversación, no lo dudes: ya sabes cuál es su signo.



HACIENDO UN RESUMEN DE ESTE SIGNO GEMINIS:

Géminis es el signo de los gemelos y como tal su carácter es doble y bastante complejo y contradictorio. Por un lado es versátil, pero por el otro puede ser insincero. Suelen tener elegancia y caer en los errores de los jóvenes. Tienen la felicidad, el egocentrismo, la imaginación y la inquietud e los niños. Los geminis empiezan nuevas actividades y retos con entusiasmo, pero muchas veces les falta la constancia para realizarlos. Consideran que la vida es como un juego y buscan la diversión y nuevas situaciones.
Un géminis suele ser cortés, cariñoso, amable y generoso. A veces utilizan sus atributos para conseguir sus propios objetivos y son capaces de recurrir a la mentira sin perder su encanto con tal de obtener lo que quieren. Se desaniman con facilidad (como los niños) cuando no consiguen lo que quieren, y les gusta recibir atención, regalos y halagos. Los géminis tienen que esforzarse para no desanimarse cuando las cosas se ponen difíciles.
La inteligencia y capacidad mental de los géminis hacen que les encantan retos cerebrales y nuevos conocimientos, aunque el proceso de aprendizaje tiende a aburrirles. Tienen gran capacidad analítica.




No hay comentarios:

Publicar un comentario