martes, 26 de abril de 2011

SIGNO DE CANCER


CÁNCER
Es de agua y cardinal. Por tanto, es agua y fuego, además de instinto de conservación. Representa la tenacidad, la protección, la defensa, la nutrición, la fuerza de las emociones

Es un signo de Agua, Cardinal y Receptor, regido por la Luna, con ausencia de Saturno y caída de Marte y Venus. Por lo tanto es emocional y de mando, cambiante a nivel de sentimientos como el planeta que lo rige, y que posee una sensibilidad y una capacidad innata para recibir información de los demás.

Al ser Cáncer el representante del instinto de supervivencia, incluye la nutrición entre sus preocupaciones más importantes, tanto la suya como la de su entorno, lo que no se refiere al disfrute de la comida como Tauro, sino a la seguridad de que no faltará.

La Luna representa el principio materno, y es lo que hace que este signo tenga tanta relación con la maternidad, lo que suele favorecer que se cree una imagen especialmente idealizada de su propia madre.

La vulnerabilidad emocional que presentan los signos de Agua es en Cáncer donde encuentra mejores armas para su protección, ya que se trata de un signo Cardinal y, por tanto, relacionado con la energía y el mando, además de ser, como hemos dicho, el representante del instinto de supervivencia.
Por ello, y aunque aparentemente parezca débil, es, sin embargo, el más invulnerable de los signos del Zodiaco en lo que se refiere al exterior.

Así, las circunstancias de la vida hacen que, tras sufrir en carne propia todos los pequeños dolores y desengaños de la vida, y verse tan absolutamente abrumados por ellos, aprenden a reservar su fragilidad para sí mismos, por lo que se convierten en su peor enemigo, pero levantan hacia el mundo de afuera una poderosa muralla que no tiene fisuras y para la que poseen unas capacidades innatas: es indestructible.

Y no sólo por el extraordinario magnetismo lunar que tienen todos los Cáncer, receptivos sin contemplaciones a cualquier forma de afecto o demostración emotiva, sino porque la ausencia de Saturno favorece su falta de límites y estructuras, y eso, en el plano emocional, suele significar que "todo vale". Así, nos encontramos a una persona que se mueve sin dificultad entre la receptividad magnética que desarma, la aparente vulnerabilidad que provoca complejo de culpa, y la energía autoritaria que obliga a abandonar la lucha. Cáncer nunca hace ascos a las lágrimas, la mirada magnética o la acusación autoritaria, y la combinación de estos elementos es un cóctel demasiado fuerte para el resto del Zodiaco.

Este perfecto sistema defensivo no tiene referencia en ataque. La caída de Marte hace que su combate nunca sea directo, ni franco, ni que la energía sea su fuerte: suele padecer diferentes cuestiones de salud que no duda en engrandecer. También Venus está en caída, por eso sus deseos suelen ser confusos incluso para ellos mismos, y la afectividad muestra desequilibrios
pronunciados: desde efusiones de profundo cariño hasta la frialdad y el rechazo más duro.

Su desbordante imaginación a veces les supera incluso a ellos mismos, y, si pudieran hacernos partícipes de sus fantasías, nos encontraríamos ante un mundo maravilloso y dulcemente narrado, en el que ellos creen desde niños.
Es tanta su receptividad innata que son capaces de detectar cuándo algo no anda bien, y de encontrar la forma de hacernos saber que son partícipes de cómo nos sentimos, y esa búsqueda interior de seguridad, de sentirnos a salvo que todos tenemos, simbolizada por la Luna, encuentra siempre una respuesta cuando se está en contacto próximo con una persona del signo de Cáncer.

Pero es esa misma búsqueda de seguridad la que provoca el materialismo del signo, para el que las posesiones o el dinero no representan, como sucede con Tauro, su propio valor, sino la sensación inconsciente de encontrarse a salvo, seguros y preparados para el futuro. El Cáncer teme a la falta de alimentos más que a ninguna otra cosa, y hará todo lo posible por evitarla:
acaparar comida, dinero en el banco o en propiedades, para que nunca tenga que repetir aquel famoso juramento de "nunca volveré a pasar hambre".

Relaciones: Debido a su magnetismo lunar, suele llevarse bien con casi todos los signos, y suele establecer relaciones estables. Suele ser frecuente que el hombre Cáncer se establezca junto a la mujer Leo, y que la mujer Cáncer combine con casi todos los demás.

Las relaciones con Piscis y otros Cáncer suelen ser buenas, así como con Virgo y, a veces, Tauro. Con Capricornio encuentra mucha atracción y muchos puntos de conflicto, aunque los mayores problemas tienen que ver con otros signos de mando como Aries y Libra.

Virtudes principales: Sensibilidad, comprensión, afectuosidad, tenacidad.

Defectos principales: Materialismo, irracionalidad, cambios de humor.

Aspecto físico: La característica fundamental de Cáncer suelen ser los rasgos redondeados, además de un influjo magnético que emana de algún lugar de su físico o su personalidad, que provoca la sensación de encontrarse en un cómodo hogar en su presencia.

HACIENDO RESUMEN DE ESTE SIGNO CANCER:

El carácter de un cáncer es el menos claro de todos los signos del zodiaco. Un cáncer puede ser desde tímido y aburrido hasta brillante y famoso. Los cáncer son conservadores y les encanta la seguridad y el calor de su hogar. De hecho para los hombres cáncer, su hogar es como un nido, un refugio donde ir cuando el estrés de su trabajo es demasiado. La casa de un Cáncer tiende a ser su refugio personal más que un escaparate para deslumbrar a los demás.
Un cáncer entiende que hay momentos para ser sociable y otros momentos para ser solitario. Esto es una de las contradicciones en su carácter. Desde fuera parecen decididos, resistentes, tercos, tenaces, energéticos, sabios y intuitivos. No obstante los que les conocen desde la intimidad pueden ver un tipo de persona totalmente distinto - alguien sensible sobre todo hacia las personas a las que quiere. Los cáncer saben identificarse con la situación de los demás por su gran capacidad imaginativa. A veces son demasiados fantasiosos y pretenden construir su vida según un ideal romántico. Les gusta el arte, la música y la literatura y, sobre todo, los artes dramáticos y la acción

No hay comentarios:

Publicar un comentario