martes, 26 de abril de 2011

SIGNO LEO


LEO

Fuego y fijo, fuego y tierra. Por tanto, representa la acción continuada, la fuerza, la fortaleza, la potencia



Es un signo de Fuego, Fijo y Emisor, regido por el Sol, con ausencia de Urano y caídas de Venus y Plutón. Por ello es como una hoguera que arde en un mismo lugar, emitiendo calor, pero sin movilidad ni apertura a los cambios.



Curiosamente, a pesar de la ausencia de la originalidad de Urano, nunca gusta de pasar desapercibido: si pasas al lado de una hoguera, debes reparar en ella, y más mientras más grandes sean sus llamas. Leo no se preocupa por ser original, ya que está convencido de que recibe atención por sí mismo, es el Sol, orgulloso y distante, que derrama sus rayos generosamente sobre el mundo.



Igual que siempre te prestará su apoyo y su generosidad si te encuentras entre sus allegados, te dejará de lado para siempre si lo criticas o lo pones en evidencia en público. Es el rey, pero nunca tendrá problemas en bajar al bar de la esquina para traerte un café, o te preparará una comida rápida si hace falta.



No admite las críticas, y menos aún si se le presiona en alguna dirección
determinada: el jamás hará nada porque lo diga nadie. Aunque aparente lo contrario, escucha los consejos y los reproches (siempre en privado), y éstos casi nunca caen en saco roto, pero jamás te lo hará saber: parecerá que simplemente te oye por deferencia, pero que sus decisiones siempre las toma él.



Y así es, en efecto, pero después de valorar en privado todo lo que le has dicho, tratando de eliminar de su vida el más mínimo gesto de debilidad. El Leo odia la debilidad, pero es en sí mismo: siempre está dispuesto a cobijar bajo su manto a los débiles. Y este fuego fijo que arde y llama la atención cae con demasiada facilidad en el orgullo y la vanidad, lo que le lleva a ser blanco fácil para las adulaciones. Odia estar en una reunión y pasar desapercibido.



A veces, todo este potencial permanece latente, a la espera de una situación propicia en la que mostrarse tal como es. Así, un Leo aparentemente silencioso y sin ningún deseo de llamar la atención, puede volverse el más arrogante de los humanos en cuanto consigue un buen empleo, o incluso una pareja estable. Siempre que se respeten sus derechos, será el más entregado de las personas que quiere.





Y, como el Sol es su distintivo natural, ama como nadie la mañana, levantarse temprano, y es casi imposible que se despierte de mal humor: el calor del nuevo día es suficiente terapia para él. Como todo rey, está muy apegado a la tradición. La ausencia de Urano le hace ser muy conservador y aferrarse a las antiguas estructuras, que le aportan la solidez que necesita como signo fijo. Ningún cambio será brusco, y tampoco se preocupará por ser excesivamente individualista. Ha nacido Leo, y el mundo le necesita. ¿Para qué más?



La caída de Venus también le crea confusiones sobre sus verdaderos deseos, y suele ser dubitativo a la hora de mostrar públicamente su afecto, como si el necesitar a alguien fuera un signo de la temida debilidad. También la caída de Plutón le cierra los ojos a lo subterráneo, a lo que está oculto, a las dobles intenciones. Él es franco y prefiere pensar que todo el mundo lo es.



Relaciones: Leo se entiende muy bien con su signo y con los otros signos de Fuego, especialmente Sagitario, además de Aries, aunque con éste último saltan a veces las chispas. También combina con Piscis, con Géminis y, a menudo, con Libra.



Las dificultades surgen con los otros signos fijos. Acuario es demasiado mental, y Tauro y Escorpio generan recelos constantes y choques directos.



Virtudes principales: Generosidad, apoyo, entrega, calor humano.


Defectos principales: Orgullo, arrogancia, inmovilismo, conservadurismo.


Aspecto físico: La característica fundamental de Leo salta a la vista por su forma de saludar: no da simplemente la mano o dos besos; te saluda con todo el cuerpo, o te ENTREGA (con mayúsculas) dos besos. De cualquier forma, notarás que despide calor, energía, y que su saludo no será uno más de tantos.


HACIENDO UN RESUMEN DE ESTE SIGNO LEO:

Un leo es el signo más dominante del zodiaco. También es creativo y extrovertido. Son los reyes entre los humanos, de la misma forma que los leones son los reyes en el reino animal. Tienen ambición, fuerza, valentía, independencia y total seguridad en sus capacidades. No suelen tener dudas sobre qué hacer. Son líderes sin complicaciones - saben dónde quieren llegar y ponen todo su empeño, energía y creatividad en conseguir su objetivo. No temen los obstáculos - más bien crecen ante ellos.
En general son buenos, idealistas e inteligentes. Pueden llegar a ser tercas en sus creencias, pero siempre desde una fe y sinceridad absoluta. A un leo le suelen gustar el lujo y el poder.
Sus defectos pueden ser tan amplios como sus virtudes y un leo excesivamente negativo puede ser una persona arrogante, orgullosa y con muy mal genio. Son capaces de utilizar trucos y mentiras para desacreditar a sus enemigos. También pueden adoptar ciertos aires de superioridad y prepotencia.

1 comentario:

  1. holaaaaaa arabia aqui me tienes leyendo mi horoscopo dice mucho de verdad, tambien estuve casaita 26 años con un leo y tome esa decision aunque el lo pasó mu malllllll, arrogante no soy pero si amiga de mis amigas y quien me hace daño sale de mi via en un volao, y orgullosa tampoco y se que naci el dia 15 mira si soy leo, antes de mas jovencita si lo era pero supe correguir ese eroor ya que el rgullo no vale pa naaaaa jajaja asi que te dejo cielo que tengo que visitar a muchas amistades jajajajja un muasckkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar